Cuida la bomba de agua del motor

Con información de Atracción 360
  • Conoce el papel que desempeña en el motor de tu auto y aprende a identificar los síntomas cuando comienza a fallar.

Para conocer su importancia, lo primero que debemos saber es la misión que tiene que cumplir la bomba en el propulsor de nuestro vehículo, y no es otra que la de hacer circular el líquido refrigerante por todo el motor para evitar que se sobrecaliente.

Desde luego que la fuente principal que genera calor en el bloque tiene que ver directamente con el proceso de quemar combustible, sin embargo, la fricción entre los componentes metálicos también suman al incremento de la temperatura, por ejemplo, el movimiento de los pistones sobre las camisas de los cilindros y el giro del cigüeñal en su apoyo, entre otros.

Todo este calor provoca que el rendimiento del motor se vea reducido y que, si no se dispone de un buen sistema de refrigeración, podría provocar un daño grave. Así que, para controlar la temperatura, se cuenta con un sistema de refrigeración integrado por un circuito cerrado de líquido refrigerante, válvula de alivio, radiador, bomba de agua, termostato y sensores de temperatura.

La sincronización de todos estos componentes provoca que la temperatura de funcionamiento sea de aproximadamente 90 grados centígrados y que el motor funcione de manera óptima. Centrándonos en la bomba de agua, al mover el líquido refrigerante por el interior del circuito, permite que todos los componentes del sistema cumplan su función y mantengan la temperatura constante durante el trabajo del motor.

Los daños que puede tener esta pieza

Dependiendo del sistema de accionamiento de la bomba de agua, ya sea mediante correa o banda de accesorios o auxiliar, banda de distribución o eléctrica, vamos a tener síntomas diferentes si esta falla.

“Cuando la bomba de agua es accionada por la banda auxiliar o de accesorios y ésta se rompe, provocará que la bomba deje de girar y el anticongelante no circule por el interior del circuito y haya un sobrecalentamiento”, nos explicó José Luis Rangel, ingeniero en sistemas automotrices.

“Si la correa de accesorios se rompe, se encenderá el testigo de batería en el tablero y si la dirección es asistida hidráulicamente, podremos comprobar que se endurece, con lo cual hay que parar inmediatamente por seguridad para evitar un daño mayor al no circular el líquido refrigerante.

“Si la bomba de agua es accionada mediante la banda de distribución, una de las averías típicas que puede tener es la pérdida de líquido refrigerante, para la cual se debe desmontar la banda de distribución para poder sustituir la bomba y cambiar la banda al mismo tiempo.

“En la actualidad, cuando se compra una banda de distribución, es común que venga el kit completo, con rodillos tensores, bomba de agua y correa de distribución. Otra de las averías que pueden darse en la bomba de agua es que las aspas de la bomba se rompan y no muevan el refrigerante lo suficiente para hacerlo circular por todo el circuito, siendo una avería más complicada de diagnosticar.

“Cuando las aspas de la bomba se rompen o el eje sobre el que están montadas gira sobre ellas, porque se rompió, la temperatura del motor subirá rápidamente y se encenderá el testigo de temperatura en el tablero, provocando un daño mayor si inmediatamente no apagamos el motor o si vamos en carretera y no nos detenemos. En el pasado las bombas de agua se reparaban, pero hoy en día se sustituyen por otra nueva y con garantía normalmente de un año por parte del fabricante”, compartió nuestro especialista.

No lo olvides

Con el paso del tiempo y cada vez que se calienta y enfría, otras propiedades como la anticorrosiva, se van degradando en el líquido refrigerante. Por eso la recomendación es reemplazarlo por lo menos cada dos años o 30,000 kilómetros.

Si el producto no lo indica no mezcles agua con el líquido. Al hacerlo diluimos sus propiedades anticongelantes y refrigerantes.

Créditos de la Nota:

Síguenos en Twitter @atraccion360 y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Pablo MonroyPablo Monroy |

Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, fotógrafo automotríz y entusiasta de las cuatro ruedas. / IG: @elpablomonroy

Deja un comentario