Ahora que sobra el agua, el tema es la Modernización de la Plaza.

  • Hervía el justo reclamo ciudadano en las redes sociales.
  • La atinada gestión del Chavalo Díaz Nieblas, dejó “pajito” un tema que generó mucha efervescencia política.
  • El pronunciamiento ciudadano -con o sin razón- siempre será positivo y saludable.
  • Los ojos principalmente de aquellos que tratan de posicionarse en el marco de las futuras elecciones, voltearon hacia la Modernización de la Plaza Juárez.
  • Se conservará la parte simbólica, histórica e icónica de la Plaza.
  • Si se aplica el recurso en algo distinto podría haber hasta cárcel para el Gobernante.

Subrayado y con Negritas

Por: Gerardo Castro Ruiz

Creo que desde hace varios años,  Huatabampo no había estado mejor con el servico del agua potable, pues lo que hasta hace aproximadamente un mes escaseaba, hoy sobra, al menos en la cabecera municipal.

Hervía el justo reclamo ciudadano en las redes sociales cuando los habitantes sufrían por la ausencia del agua en sus hogares. Un tema al que el Alcalde Ramón Díaz Nieblas se comprometió y se aplicó a solucionar.

No fueron aspirinas como vulgarmente se dice cuando el gobernante “hace como que hace” para calmar temporalmente la tormenta, pero no soluciona la problemática. Los trabajos que se realizaron en los dos pozos ya existentes y con la suma de un tercero, significó tiempo, dinero y esfuerzo, pero valió la pena.

Ahora el líquido vital no solo es suficiente en el área urbana, sino que sobra, al grado de que el tercer pozo solo es puesto en marcha cuando la presión baja en los otros dos.

Imagínense entonces, de concretarse la construcción del nuevo pozo que el Presidente anunció días atrás, evitará este dolor de cabeza a varios de los futuros Alcaldes, pues la cabecera municipal contaría con suficiente agua durante varios años.

La atinada gestión del Chavalo Díaz Nieblas, dejó “pajito” un tema que generó mucha efervescencia política, y que fue naturalmente aprovechado por algunos actores con abiertas aspiraciones a determinado cargo de elección popular.

Y ahora, una vez resuelto, el tema del agua ya no rinde políticamente, es por ello que los ojos principalmente de aquellos que tratan de posicionarse en el marco de las futuras elecciones, voltearon hacia la Modernización de la Plaza Juárez anunciada por el Gobierno municipal.

Siempre veré con buenos ojos y estaré a favor de los ciudadanos que vigilan, critican y señalan las acciones de sus gobiernos que suponen son incorrectas. Si estas son sustentadas mejor, pero mucho mejor si al señalamiento se le agrega la propuesta.

El pronunciamiento ciudadano -con o sin razón- siempre será positivo y saludable, eso habla de una sociedad pendiente de sus gobernantes y preocupada para que las cosas se hagan cada vez mejor.  Como también debemos estar acostumbrados a que todos los temas sensibles sean aprovechados por actores o grupos políticos.

Afortunadamente hoy en día, la sociedad sabe distinguir muy bien entre esas dos circunstancias, saben cuándo se trata de una preocupación ciudadana genuina y cuándo se trata solo de una estrategia mediática para figurar o acarrear agua para su molino.

En el caso de la “Modernización de la Plaza Juárez” hay rostros -muy pocos- que se dicen ofendidos, que les asusta el término modernización y argumentan que se destruirá un espacio histórico.

Nada más lejos de la verdad, pues el proyecto contempla la conservación de la parte simbólica, histórica e icónica, pero además se le realizarán trabajos de remozamiento para su rescate y extender su permanencia.

Una vez salvado lo más simbólico, la modernización pasa por modificar los espacios para una mejor distribución, amplitud, movilidad y uso práctico, lo que lo convertirá en un espacio de esparcimiento familiar de mayor calidad.

Otras pocas voces expresan que ese recurso que se aproxima a los 4 millones de pesos, debió ser usado en otras necesidades de mayor urgencia. Si esto fuese factible, yo estaría a favor de esta medida, pero lo que era tan fácil hacer en el pasado, hoy puede ser castigado hasta con la cárcel.

Antes, los desvíos de recursos para aplicarse en otros rubros era muy común y no pasaba nada. Por ejemplo, algunas calles, carreteras o caminos que aun se encuentran en terracería pueden aparecer como ya pavimentados desde hace años, por el hecho de que ese recurso fue desviado y aplicado al antojo del gobernante en turno, o simple y sencillamente no se sabe el destino de ese dinero.

Afortunadamente y para bien de la ciudadanía las Leyes cambiaron, actualmente la aplicación de los recursos es muy vigilada y con estricto apego a su destino de origen, so pena de enfrentar desde sanciones de carácter civil, administrativas y hasta penales.

Esa es la razón por la cual no se puede usar ese recurso, gestionado por el Presidente Municipal desde el 2019 y presupuestado por el Gobierno estatal para ese rubro, en un renglón diferente.

Punto Aparte.

“Pajito” decíamos cuando agradaba la punta del trompo al bailar quietecito sobre la palma de nuestra mano. Contrario a esto, le llamábamos “Charrascaloso” (carrascaloso), cuando el trompo te lastimaba la mano y bailaba bronco, dando brincos de aquí allá, aunque bailara en un suelo parejo.

Deja un comentario