El agua que tardó más de 30 años en llegar al sur.

  • Se acabó el sufrimiento por la crisis del agua potable.
  • Regresa “El Chavalo” a comunidades con obras.
  • Ramón Díaz crece cada vez que regresa a las comunidades.
  • Punto aparte, Odebrecht y Pío hermano de AMLO.
  • Que lleguen al fondo, caiga quien caiga.

Subrayado y con Negritas.

Por: Gerardo Castro Ruiz.

Los que recientemente lucieron felices son los vecinos de los Ejidos Adolfo López Mateos y Faustino Félix Serna, pues su Presidente municipal les entregó la obra anhelada durante más de 30 años.

Dicen que el ejercicio del poder debilita a los gobernantes, haciendo alusión de muchos que como candidatos ganan el voto de la gente criticando al gobernante en turno y prometiendo resolver todo, pero al llegar al poder padecen de amnesia y no cumplen las promesas de campaña.

Cuando eso sucede, la aceptación ganada en las urnas se desmorona en breve, pasando de ser un actor político con la mayor aceptación, a ser uno despreciado por quienes le brindaron su confianza.

Caso contrario es el que vive el Alcalde huatabampense, Ramón Díaz Nieblas, quien sin duda crece cada vez que regresa a las comunidades llevando las obras prometidas, con las que mejora las condiciones de vida de sus gobernados.

“Prometimos regresar, pero no vamos a regresar con las manos vacías, sino con lo que les prometimos en campaña”, subraya el Alcalde en cada lugar.

Así fue recientemente al Ejido Adolfo López Mateos, para entregarles un pozo de 100 metros de profundidad, el cual abastecerá de agua potable -en cantidad y calidad- a los habitantes del López Mateos y Faustino Félix Serna.

Con sobrada razón se dibujó una amplia sonrisa de felicidad en los asistentes al evento donde Díaz Nieblas abrió por primera vez la válvula para presumir orgulloso la presión del grueso chorro que arrojó el motor de 20 caballos de fuerza.

Es una obra que se debe valorar en toda su dimensión, primero porque los habitantes tenían más de 3 décadas sufriendo el desabasto de agua y segundo que para atender y resolver esta elemental necesidad lleva tiempo, inversión y esfuerzo.

Fue una obra realizada a conciencia, con mucha responsabilidad y basada en estudios técnicos muy avanzados para poder cubrir las expectativas de contar con una obra de calidad, no de relumbrón para salir solo del paso.

Además de los estudios, inversión y trabajo para poner en marcha esta fuente abastecedora, hubo que reforzar y ampliar la red que conduciría el vital líquido hasta los hogares. Una obra que queda enterrada, que hoy nadie puede ver, pero que los pobladores lo reconocerán cada vez que abran la llave.

Sin duda, toda obra de Gobierno -tangible o no- que se refleje en el mejoramiento de las condiciones de vida de la gente, se traduce en fortaleza para el gobernante y el “Chavalo” sin duda lleva varios aciertos a casi 2 años de su Administración, por lo que su aceptación crece y crece.

Punto Aparte.

Sin apasionamientos ni fobias, tanto en el caso de los señalamientos que hace en su denuncia el exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, sobre la responsabilidad de Salinas, Peña Nieto, Videgaray, Anaya, Cordero, etc, en los hechos de corrupción que se vivieron en el marco de los sobornos Odebrecht; como en el caso de los videos donde se implica a Pío, hermano del Presidente Andrés Manuel López Obrador; los mexicanos debemos exigir que se investigue, se llegue a fondo y se finquen responsabilidades, caiga quien caiga. Digo… esto sin apasionamientos ni fobias, por el contrario, habrá quienes quieran defender hasta lo indefendible, la defensa a ultranza pues.

Nos leemos en otro “Subrayado y con Negritas”

Deja un comentario