Este día la alcaldesa Rosario Quintero, supervisó la reintegración de dos menores al núcleo familiar

En medio de muestras de cariño y agradecimiento, dos menores regresaron a brazos de su madre y abuela, después de más de un año de estar resguardados en el albergue de DIF Caari Al Leiya.

La presidente municipal, platicó con la madre de los niños, a quien le dijo “la mujer siempre está ahí, son seres humanos que llevamos en el vientre nueve meses, son nuestra carne y me da mucho gusto que estés aquí, dispuesta por tus hijos”.

Además se entregó una carta compromiso a la abuela materna, donde se estipula el seguimiento que se dará de manera puntual al sano desarrollo de los menores.

Las madres de familia, agradecieron las atenciones al personal del albergue, psicólogas y al subprocurador del menor “quiero agradecer a todo el personal, son niños completamente diferentes, llegaron aquí siendo unos y me llevo a unos niños mejores, a todos muchas gracias”.

Durante la semana se entregaran a otros menores a su familia.

Deja un comentario