Subrayado y con negritas: Próspero no fue solidario con Álamos.

  • El candidato despreció el derecho de los alamenses a ser votados.
  • Próspero trata de evitar que un ciudadano alamense trascienda políticamente.
  • Afortunadamente la intentona de Próspero no tuvo éxito.
  • Próspero, es un exdiputado aplaudidor de las Reformas de Peña Nieto.

Subrayado y con negritas.

Por Gerardo Castro Ruiz.

Definitivamente, el que solo las quiere todas para él y no muestra ni un gramo de correspondencia a la nobleza del electorado alamense es Próspero Ibarra Otero, que de nueva cuenta quiere ser diputado federal, lo cual no fuera malo si su desempeño legislativo hubiese dejado satisfechos a los ciudadanos, pero resulta todo lo contrario, pues las muestras en rechazo por el hartazgo de este político son más que evidentes.

El electorado de Álamos siempre ha sido noble y solidario con los candidatos que emergen del hermano municipio de Huatabampo, incluso en muchas ocasiones sus votos han definido el triunfo de los candidatos a diputados locales del municipio vecino, tal y como sucedió con Próspero Ibarra en el proceso electoral del 2012 quien perdió por más de  2 mil votos frente a Shirley Vázquez Romero, sin embargo los votos alamenses fueron a su rescate y esa enorme diferencia se redujo a tan solo 247, diferencia que luego de un reconteo de votos le hicieron polvo a Shirley y le otorgaron el triunfo a Ibarra Otero.

Pero ese capítulo político, no es tan solo una evidencia de la generosidad que el Pueblo mágico siempre ha tenido con los candidatos vecinos, sino que subraya que uno de los grandes beneficiados es Próspero Ibarra, quien se olvidó de esa solidaridad y mostró la verdadera cara de su ambición política al arengar a su equipo contra la candidata a diputada por ese distrito, Ruth Acuña, por el solo hecho de ser del municipio de Álamos y con ello pretendía descarrilarla e impulsar en su lugar a uno de Huatabampo y obviamente del propio “Equipo Prosperista”

¿En qué parte de la Constitución dice que un ciudadano alamense no debe ser candidato a diputado local por el distrito XXI? ¿Qué clase de diputado sería aquel que niega el derecho constitucional a un ciudadano? ¿Acaso los alamenses siempre deben estar subordinados, sin posibilidades de ser candidatos más allá de su ámbito municipal? ¿Acaso no es tiempo de que los huatabampenses correspondan a la solidaridad histórica que el pueblo de Álamos ha tenido con sus candidatos?

Aunque la intentona de Próspero no tuvo éxito, éste no es un tema que ha perdido vigencia, pues el desprecio de este político que atenta contra uno de los derechos constitucionales más incluyentes evidencia la práctica de una política -peligrosamente regresiva- que no se puede pasar por alto y menos si específicamente lo que quiere es evitar que un ciudadano de Álamos trascienda políticamente y pretenda con esto reducir su participación solo al ámbito municipal.

¿Qué pueden esperar los ciudadanos de un diputado que trabaja contra los derechos constitucionales que tantas luchas han costado a los mexicanos? ¿Qué pueden esperar los ciudadanos de un diputado que aplaudió y defendió las Reformas Estructurales del expresidente Enrique Peña Nieto?

Seguramente éstas y muchas otras interrogantes se harán los electores antes de otorgar su voto el próximo 6 de junio.

Deja un comentario